fbpx

ENTRENAMIENTO FUNCIONAL

ENTRENAMIENTO FUNCIONAL

El entrenamiento funcional se ha puesto de moda. Todos hablan de sus magníficos resultados, pero ¿qué es el entrenamiento funcional?

El concepto de entrenamiento funcional (functional training) ha recibido mucha atención en los últimos años. Algunos deportistas de élite y algunos famosos que hacen deporte pregonan sus magníficos resultados. Pero, por otro lado, aunque muchos entrenadores personales o preparadores físicos se publicitan como expertos en entrenamiento funcional, en ocasiones pasan por alto los puntos clave en la aplicación efectiva de esta metodología que ya tiene bastantes años de existencia.

Por definición, “el entrenamiento funcional” significa entrenar con un propósito. En otras palabras, debe tener un efecto positivo en la actividad o deporte que se practica.

El entrenamiento funcional adopta la multi-faceta (diversidad de ejercicios) y un acercamiento integrado para mejorar la fuerza y el acondicionamiento total de aquellos que lo utilizan. Originalmente este acercamiento funcional estaba limitado a ámbitos de la rehabilitación y la medicina deportiva.

Podemos entender cómo esa actividad física basada en ciertos ejercicios y / o materiales que lleva a cabo un método de trabajo específico con patrones de movimiento que se pueden utilizar en nuestra vida diaria.

Este entrenamiento surgió como un mecanismo de rehabilitación para las personas que habían sufrido algunas lesiones y necesitaban nuevamente poder recuperar la movilidad perdida y, por supuesto, acelerar el proceso o la fase de recuperación, para continuar desempeñando sus tareas en el hogar o en el trabajo.

Los rehabilitadores y terapeutas no sólo tienen que devolver al deportista a su patrón de vida cotidiano, sino que también, al más alto nivel para que los preparadores físicos puedan recuperar su máximo rendimiento.

 

El entrenamiento funcional es un entrenamiento enfocado a un objetivo.

El entrenamiento funcional debe integrar todos los aspectos del movimiento humano. Para llegar a tener un entendimiento completo de este acercamiento, el interesado debe llegar a ser un estudioso del movimiento humano, observar a los niños jugar, a los adultos en el trabajo y a los deportistas durante la competición analizando cada movimiento, punto de apoyo, giro, salto, frenada, etc.

Puesto que la vida, como el deporte, es un evento caótico e impredecible, nuestro entrenamiento debería reflejar hasta cierto punto esta realidad. Desde este punto de vista, el buen entrenador funcional tiene un poco de artista y encontrar al entrenador adecuado marcará la diferencia entre el éxito y el fracaso del entrenamiento.

Beneficios del entrenamiento funcional

El entrenamiento funcional se ha convertido en la nueva palabra de moda en los gimnasios, pero de ninguna manera es solo otra «moda» del fitness.

Es el tipo de entrenamiento que prepara su cuerpo para diversas formas de actividad diaria y, por lo tanto, mantiene la fuerza y ​​la resistencia del cuerpo que se pueden aplicar en todas las áreas.

Con un énfasis en la fuerza, la capacidad respiratoria y la flexibilidad, los beneficios del entrenamiento funcional difieren de otros entrenamientos debido a la forma en que se dirigen a tu cuerpo.

Al incorporar lo mejor de cada campo de la actividad física y teniendo en cuenta las leyes físicas aplicadas a los movimientos corporales diarios, el entrenamiento funcional está orientado a mejorar tu salud y bienestar general. ¿Quieres intentarlo tú mismo? Esto es de lo que se trata la aptitud funcional y los beneficios que conseguirás.

Mejora la calidad de vida

Al mejorar la función general de tu cuerpo, aumentar la resistencia y resistencia muscular y desarrollar la estabilidad muscular y corporal, las actividades diarias se pueden completar con mayor facilidad.

En comparación con el entrenamiento convencional, los beneficios de la aptitud funcional tienden a pesar más que todo lo demás porque en realidad están dirigidos a los movimientos que estamos haciendo todos los días.

Mayor memoria muscular

Cuanto más realice tu cuerpo un movimiento o ejercicio en particular, más rápido y más sensible podrás repetir los movimientos en el futuro. Esto puede ser especialmente bueno para ejercicios específicos de deportes.

Al realizar ejercicios físicos regulares y funcionales, no solo creas fuerza muscular y central, sino que también ejercitas el cerebro, lo que aumenta la memoria del cerebro.

Bajo impacto

Debido a que el entrenamiento funcional implementa ejercicios de bajo impacto, es un gran punto de partida para que lo intente cualquier persona en cualquier nivel de condición física.

Para los principiantes que comienzan con un entrenamiento o estilo de ejercicio diferente, puede ser muy difícil saber qué funcionará mejor para sus necesidades, pero el entrenamiento funcional ayudará a mejorar todas sus capacidades físicas sin causar estrés en su cuerpo y articulaciones.

Aumenta la flexibilidad y coordinación

A pesar de los conceptos erróneos comunes que circulan, que el entrenamiento funcional solo conduce al aumento de volumen y puede hacer que pierdas tu flexibilidad, en realidad es todo lo contrario. Como el rango en movimiento de los ejercicios funcionales es bastante grande, lo que significa que necesitas comenzar y terminar en la posición en que los músculos se estiran, es muy difícil crear volumen.

Uno de los objetivos principales del entrenamiento funcional es ofrecer resistencia. La implementación de sus ejercicios y programas funciona para aumentar la fortaleza funcional de tu cuerpo al aumentar la flexibilidad y la coordinación general. A medida que se mejora tu rango de movimiento, encontrarás que las actividades diarias se vuelven más fáciles.

Mejora el equilibrio y la postura

Los ejercicios implementados a través del entrenamiento funcional utilizan múltiples músculos para mejorar tu fuerza y ​​equilibrio, mejorando efectivamente la postura general.

La mayoría de los ejercicios de entrenamiento funcional no están estabilizados y requieren que trabajes otros grupos musculares pequeños para ayudar a apoyar los más grandes, lo que ayudará a prevenir el entrenamiento excesivo de un grupo muscular y la postura incorrecta.

Ser capaz de atacar músculos específicos en una máquina de cable también puede ayudar a prevenir esos desequilibrios en la postura y prevenir el dolor en algunas de las áreas más comunes, como las caderas, la espalda baja y los hombros.

Ayuda a reducir el dolor articular

Para aquellos que sufren de dolores de espalda, musculares y articulares, el entrenamiento funcional puede ser muy beneficioso.

Mejor conocido por cerrar la brecha entre el entrenamiento personal y la terapia física, el ejercicio funcional está diseñado para restaurar su cuerpo a la forma en que está diseñado para moverse.

Debido a esto, el dolor crónico de espalda, rodilla, cuello y articulaciones pueden reducirse significativamente al hacer que tu cuerpo vuelva a lo básico.

Es un entrenamiento ideal para las personas comunes que desean moverse lo más cómodo posible. Ya sea que se mantengan alejados del ejercicio debido a la artritis o al dolor crónico de espalda y rodilla, los ejercicios utilizados en el entrenamiento funcional pueden hacer que las tareas diarias que antes eran difíciles, mucho más posibles.

Por ejemplo: una persona que sufre de dolor de espalda crónico puede tener que agacharse para recoger algo muy difícil, pero con el entrenamiento funcional, el cuerpo pronto se adaptará a esta tarea diaria, lo que le facilitará la tarea.

Y Reduce el riesgo de lesiones

De la misma manera que el ejercicio funcional funciona para mejorar el dolor crónico de espalda, muscular y articular, también puede reducir el riesgo de lesiones.

Los movimientos cotidianos pueden dejar a los corredores y amantes del deporte que se marchitan con dolor en un mal día, y es por eso que los ejercicios detrás del entrenamiento funcional son tan importantes.

Al imitar los patrones de movimiento de la vida cotidiana, es más probable que tu cuerpo pueda aguantar el estrés diario. El entrenamiento funcional se destaca del entrenamiento convencional debido a su forma de reducir el riesgo de lesiones y estrés en su cuerpo.

Cuando se entrena de manera funcional, los músculos no solo se fortalecen sino también los ligamentos circundantes, que es el área que a menudo puede lesionarse.

Tipos de entrenamientos

Cada sesión de entrenamiento funcional está cargada con pasos dinámicos, como subidas y bajadas, cuerdas para saltar, superficies inestables, ejercicios con peso corporal como sentadillas o flexiones, movimientos unilaterales, ejercicios para el abdomen, uso de bandas elásticas, elementos de resistencia como chalecos lastrados, etc.

Todo dentro de una combinación infinita ajustada, por supuesto, el nivel de cada persona a discreción de un entrenador calificado. La mayoría de los centros deportivos actualmente incluyen un espacio reservado para el desarrollo de los diversos elementos que se enseñan en el entrenamiento funcional.

 

Back to Top
Scroll Up
Hola!
1
Hola Soy de la UD! 💬¿Necesitas ayuda?
¡Hola 👋bienvenido a la UD! 💬¿En qué puedo ayudarte?